Te extraño.

Te extraño.

Por Priscila Vega.

No te perdí, porque nunca te supe mío.

Te sentí de mis noches, de mis días, de mi tiempo.

Nuestro tiempo.

De vez en vez te celo; no me importa con quien duermas.

Pienso con quién amaneces. Quien tiene tu primer beso, abrazo, pensamiento.

Recapitulo nuestra historia que más que historia es una pausa en el tiempo.

Me convenzo de abrazarte cuando estés de espaldas, de robarte besos.

Los mimos que no te di los guardo para nunca darlos; son tuyos y están vivos.

Me encierro porque no quiero ser de nadie otra vez; que ninguna mano me toque.

Por miedo no te dejé conocerme, sin embargo, te metiste sin anunciar.

Me callé cuando quería decir miles de cosas; enmudezco siempre.

A tiempo o no, esto es para quien tuvo -tiene- lo absurdo de mis letras.

Cántame en las noches de frío, escríbeme lo incierto y no te olvides de la primavera.

Te miro de soslayo.

Te suelto.

Me niego de sentirte.

Me alejo sin querer, te olvido por encargo.

No considero el regreso, te me fuiste.

Si alguna vez te das una vuelta por aquí, ten en cuenta que te escribo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s